En un concierto que quedará para siempre en el recuerdo, David Otero colapsó la Riviera de emociones, frescura, positividad… y de gente con sonrisas sinceras. Acompañado de su inconfundible banda, el artista madrileño compartió también canciones con buenos amigos, tales como como Maldita Nerea, Funambulista, Iván Torres (Efecto Pasillo), Marwan, Axel, Dani Fernández (Auryn), Marcos Cao y Bombai (que además de colaborar abrieron el concierto).

“Sólo funciona si te dejas llevar. Si te olvidas de la teoría y te lanzas a sentir.” Así se ha lanzado David Otero. Sin red. Con la valentía de quien cierra los ojos para volver a ser niño, pero también sabe abrirlos para descubrir realmente quién es. Sin cadenas, ni candados. Con el pecho descubierto y el corazón en las manos. Como un Houdini que hubiera roto la camisa de fuerza para mostrarse, al fin como es: David Otero, un cantante sin truco, sencillo pero diferente, sincero y real, con la madurez que da la experiencia y la energía del que quiere seguir aprendiendo sin parar. Él, el mismo niño que fantaseaba con los ojos abiertos. Él, un músico, un padre, un marido, un currante, un compañero. Un cantante que se emociona cuando habla de lo suyo. Un niño que vuela cuando se pone a cantar. Como si siempre fuera la primera vez.” (Marta Fernández)

Comentarios

comentarios